Blogger Template by Blogcrowds

.

La armadura de Dios III

La armadura de Dios III (3ra parte)


Hemos aprendido en las partes anteriores de este estudio, que nuestra lucha es espiritual, constante, que la batalla la tenemos contra nosotros mismos y todo lo que nos rodea, que necesitamos vestirnos de toda la armadura de Dios, para poder resistir en el día malo. Hoy veremos que como buenos soldados de Cristo, todo lo que tendremos que padecer por amor al evangelio y a aquel que nos llamó.

IV. En su lucha de fe se les llama a los creyentes a que soporten los sufrimientos como buenos soldados de Cristo. 2ti 2:3 "Tu pues sufre penalidades como buen soldado de Jesucristo."

- A que sufran por el evangelio; (si no estamos dispuestos a sufrir, entonces no seremos buenos soldados, porque, que soldado es aquel que se enrola en la armada, pero no esta dispuesto a sufrir por la causa, cuanto mas nosotros siendo hijos de Dios, debemos estar dispuestos a sufrir por causa del evangelio!) Mt 5:10-12 "Bienaventurados los que padecen por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados sois cuando por mi causa os vítuperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo. Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros. "
2Co 11:23 "... Yo más; en trabajos más abundante; en azotes sin números; en cárceles más; en peligros de muerte muchas veces."
2Ti 1:8 " Por tanto, no te avergüences de dar testimonio de nuestro Señor, ni de mí, preso suyo, sino participa de las aflicciones por el evangelio según el poder de Dios."

- Peleen la buena batalla de la fe; 1Ti 6:12 "Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida eterna, a la cual asimismo fuiste llamado, habiendo hecho la buena profesión delante de muchos testigos.· " 
2Ti 4:7 " He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe."

- Sean victoriosos; 1Co 15:57 " Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo."
2Co 2:14 " Mas a Dios gracias, el cual nos lleva siempre en triunfo en Cristo Jesús, ..."

Defiendan el evangelio, luchen por la fe, no se atemorisen por sus adversarios, Fil 1:28 " y en nada intimidados por los que se oponen, que para ellos ciertamente es indicio de perdición, mas para vosotros de salvación; y esto es de Dios." Se pongan toda la armadura de Dios y se mantengan firmes, derriben las fortalezas de Satanás  2Co 10:4 " porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, " y se hagan fuertes en batalla. He 11:34 " apagarón fuegos impetuosos, evitarón filo de espada, sacaron fuerzas de debilidad, se hicieron fuertes en batallas, pusieron en fuga ejércitos extranjeros."


LA ESPADA DEL ESPÍRITU; es el arma ofensiva del creyente para la guerra, contra el poder del mal. Satanás no escatimará esfuerzo alguno para socavar y destruir la confianza del creyente en esa espada que es " LA PALABRA DE DIOS ". La iglesia debe defender las Escrituras inspiradas contra todos los argumentos de que ( la biblia no es la palabra de Dios en TODO lo que enseña.) Abandonar la actitud de Cristo y los apóstoles respecto a la Palabra inspirada de Dios, es destruir su poder para, reprender, corregir, redimir, sanar, expulsar demonios y vencer todo mal. Negar que las Escrituras son fidedignas en TODO lo que enseñan, es entregarse en las manos de Satanás.   2P 1:21 " porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo. " 






La batalla del creyente contra las fuerzas espirituales de Satanás exige la intensidad en la oración, es decir, orar en "el espíritu", en "todo tiempo", con toda oración y "suplica", por todos los "santos", con toda "perseverancia". No debe considerarse la oración simplemente como un arma más, sino como parte del conflicto mismo, en el que la victoria se gana para los creyentes en Cristo al trabajar juntos con Dios mismo (por medio de la oración). Dejar de orar con diligencia, con toda oración en toda situación, es rendirse al enemigo. 
Col 4:2 " Perseverad en la oración, velando en ella en acción de gracias "
1Ts 5:17 " Orad sin cesar"

Entonces habiendo revisado todos estos conceptos mas atentamente, podemos ahora vestirnos de toda la armadura de Dios, hagamos entonces este ejercicio:

- Fortaleceos en el SEÑOR y en el PODER DE SU FUERZA,
- Vestidos de TODA la armadura de Dios,
- Ceñidos los lomos con la VERDAD,
- Vestidos con la CORAZA DE JUSTICIA,
- Calzados los pies con el apresto del EVANGELIO DE LA PAZ,
- Tomad el ESCUDO DE LA FE,
- Tomad el YELMO DE LA SALVACIÓN, 
y la ESPADA DEL ESPÍRITU , orando en todo tiempo, con toda oración y suplica en el Espíritu.

Con todo esto deberíamos de estar mas que bien preparados, contra todo lo que venga a nuestras vidas y seguir estando firmes, si algo no has comprendido vuelve lo a leer pacientemente, y si no pues pregunta, para eso estamos. Espero que este estudio sea de gran bendición para sus vidas, como lo ha sido para mi hasta este día. QUE DIOS LOS BENDIGA GRANDEMENTE A TODOS.

Entradas más recientes Entradas antiguas Página principal

Related Posts with Thumbnails